Algunos problemas de la Negociaci贸n Colectiva en BPS

Documento presentado ante la MSCE por la direcci贸n de ATSS.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Como ha sido debidamente informado y es de conocimiento de Presidente y Secretario General de nuestra Central PIT-CNT, de los Coordinadores de la Mesa Sindical Coordinadora de Entes (MSCE) y dem谩s integrantes de la misma, como as铆 tambi茅n de la Mesa Representativa, la ATSS desde la instalaci贸n de este 鈥渘uevo鈥 Directorio en el BPS ha tenido que enfrentar una serie de dificultades, muchas de las que podr铆an haber tenido una mejor resoluci贸n o haber llegado a acuerdos si se hubieran recorrido, oportuna, eficaz y leg铆timamente los pasos definidos en la Ley de Negociaci贸n Colectiva.

Ninguno de los y las compa帽eras aqu铆 presentes puede negar el significativo avance que tiene la existencia de la Ley de Negociaci贸n Colectiva del Sector P煤blico, m谩s all谩 de sus imperfecciones y dificultades para su instrumentaci贸n por parte de la negativa de las contrapartes de algunos sindicatos fraternos de abrirse a la negociaci贸n. Ello seguramente es conocido por todos los participantes del Departamento de P煤blicos de nuestra Central, pero para el caso nos corresponde un enfoque particular, en el marco de los sindicatos miembros de la MSCE, para as铆, de 茅ste, lograr colectivamente una s铆ntesis general que nos permita un accionar colectivo, oportuno y contundente de ahora en m谩s.

En funci贸n de lo anterior hemos optado por dividir esta exposici贸n en tres Cap铆tulos para una mejor comprensi贸n.

– De la Representaci贸n y la Representatividad
– Del debilitamiento de la Negociaci贸n
– De la Negociaci贸n Colectiva y el Peligro de la No Negociaci贸n.

DE LA REPRESENTACI脫N Y LA REPRESENTATIVIDAD

Para la ATSS la Ley es extremadamente clara cuando determina los actores, su grado de representaci贸n en los diferentes 谩mbitos definidos por ella y la repercusi贸n de dicha representatividad. El enfoque es preciso, quien es designado en representaci贸n de un organismo u organizaci贸n para actuar en cualquiera de los 谩mbitos definidos por la Ley, adquiere la representatividad del organismo u organizaci贸n y por tanto sus expresiones, acciones, compromisos y firmas tienen el valor de comprometer al organismo u organizaci贸n por la que se participa en el 谩mbito legal, lo que hace que la opini贸n personal carezca de validez formal e inequ铆vocamente revista el car谩cter de improcedente.

Otro enfoque no menos importante es la carencia del cumplimiento de los aspectos formales previos a cualquier negociaci贸n, o mejor dicho a la actuaci贸n a realizar en representaci贸n de cualquier organismo u organizaci贸n y es la falta de la comunicaci贸n administrativa correspondiente, nos referimos al acto administrativo de designaci贸n, con las referidas atribuciones y limitaciones para desempe帽arse en los 谩mbitos definidos por la norma. Sorprende que las organizaciones sindicales desconozcan quienes son los 鈥渋nterlocutores v谩lidos鈥, o representantes legales de los organismos del Estado que deben participar en los 谩mbitos definidos por la Ley y m谩s sorprende que se cuestione por parte de ellos la 鈥渓egitimidad鈥 de los representantes sindicales en los mismos 谩mbitos.

Ejemplo I: en el 煤ltimo convenio de Rama se desconoci贸 expresamente que los Coordinadores de la MSCE representaran a la ATSS.

Ejemplo II: en la delegaci贸n a Bipartita Pol铆tica en representaci贸n del directorio del BPS no participa ning煤n director integrante de la representaci贸n pol铆tica y por ende con car谩cter de decisi贸n o validez material en sus exposiciones.

En lo que refiere a la representatividad en el caso de la ATSS, la conducci贸n mayoritaria emergi贸 de una elecci贸n relativamente reciente, en que la lista mayoritaria se someti贸 al soberano luego de dos a帽os de actuaci贸n y, no solamente fue reelecta sino que, fue clara mayor铆a a nivel nacional y las cinco regionales.

DEL DEBILITAMIENTO DE LA NEGOCIACI脫N

– La No negociaci贸n.

En lo particular estamos en condiciones de afirmar que enfrentamos una nueva estrategia del Poder Ejecutivo, con caracter铆sticas espec铆ficas para cada organismo al momento de la negociaci贸n. Mientras en per铆odos anteriores no se cuestionaba la representatividad, en lo que al BPS refiere, se cumpl铆a con los aspectos formales y administrativos de participaci贸n sin cuestionamientos ni legitimidades en los diversos 谩mbitos bipartitos, fueran estos pol铆ticos o t茅cnicos. Ahora la estrategia de la Administraci贸n ha sido que frente a cualquier conflicto que no encuentra la 鈥渁decuaci贸n鈥 del sindicato a su propuesta, opta por retirarse de todos los 谩mbitos de negociaci贸n e incluso invalidar el pol铆tico que ser铆a el 煤nico que permitir铆a una pronta resoluci贸n a la situaci贸n de 鈥渆nfrentamiento鈥 generada.

De acuerdo a lo anterior, procura el desgaste de la herramienta sindical, sin considerar la posibilidad de no lograrlo, y lo que es m谩s grave, se expone a la opini贸n p煤blica, pues adem谩s de que se efect煤an por parte de la representaci贸n sindical las denuncias ante las comisiones parlamentarias correspondientes de C谩mara de Diputados y de Senadores, tambi茅n se efectivizan ante la Bancada oficialista, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, los Ministerios involucrados en los temas de conflicto, la prensa oral, escrita y televisiva a nivel nacional, adem谩s de la Juntas Departamentales mediante giras al interior del pa铆s.

Al respecto, ante el debilitamiento de la Negociaci贸n el sindicato opta por las 鈥渧iejas estrategias鈥 de divulgaci贸n y concientizaci贸n y participaci贸n social.

– La Salud como prestaci贸n social.

El Sanatorio Canzani

Con el fin de aclarar lo anterior, el mejor ejemplo de este accionar ha sido el conflicto por el No Cierre del Sanatorio Canzani, fue necesaria la intervenci贸n del MSP, principal rector de las pol铆ticas p煤blicas de Salud por precepto Constitucional, para revertir una decisi贸n de la que 鈥渘adie鈥 asumi贸 autor铆a, pero que en los hechos se estaba llevando adelante. Lo m谩s grave es que la representaci贸n social en el directorio no se expidi贸 en sinton铆a con el sindicato.

Y lo peor es que luego de firmado el acuerdo MSP-ATSS-BPS permanece el discurso por parte de alg煤n representante social de que el Sanatorio no cerraba.

Compa帽eros; el sentido com煤n, aquel tan importante para Gramsci, quiz谩s nos aclare el panorama: 驴C贸mo puede mantenerse abierto un Sanatorio al que se le cierra el sector de internaci贸n, puerta de emergencia y urgencias y farmacia? Seguramente que quien piensa que seguir铆a siendo un Sanatorio sin todo lo anterior y m谩s, no coincide con las m谩ximas autoridades en Salud de la Rep煤blica, pues ellas definieron que no s贸lo no deber铆a cerrarse, sino que adem谩s debe consolidarse y potenciarse. Evidentemente el cierre tra铆a peores consecuencias que el cierre en s铆 mismo.

Ahora bien, luego de esto la ATSS no ha recibido al menos, la convocatoria por el no cierre, de salvo honrosas excepciones los actores sociales con representaci贸n en el directorio para interesarse por el 鈥渁vance鈥 en las negociaciones entre ATSS y BPS para consolidar y potenciar el Sanatorio como mandat贸 el MSP, en beneficio de los usuarios.

Todo lo contrario, el Directorio mantuvo para estas negociaciones los mismos actores que proyectaron el cierre, en lo que cualquier trabajador puede interpretar como una actitud, revanchista y desafiante, con un perjuicio superior, que es la incertidumbre sobre la asistencia en salud de la poblaci贸n m谩s desprotegida y desvalida del pa铆s, como lo son los discapacitados y pacientes de enfermedades raras, que oportunamente se expresaron por contar con un Centro de Referencia de avanzada.

La ATSS entiende, por tanto, que esto es un debilitamiento de la Negociaci贸n, provocado intencionalmente por los representantes del Poder Ejecutivo, con la anuencia de parte de la representaci贸n social en el Directorio.

Siempre hemos manifestado que en momentos en que hay que 鈥渁pretarse el cintur贸n鈥 los recortes se ejecutan en las prestaciones sociales en general, en la salud y la educaci贸n, y la pretensi贸n de cierre del Sanatorio Canzani es un ejemplo de ello.

El Sector Certificaciones y Peritajes.

Desde el a帽o 2014 la ATSS plante贸 los problemas que se avecinaban y avizoraban en este Sector adem谩s del consecuente costo econ贸mico que provocaba la mala gesti贸n de los recursos humanos y econ贸micos, y el consecuente perjuicio para toda la sociedad de la mala administraci贸n de los mismos.

鈥淒if铆cil encontrar un espacio para resolver el problema cuando el BPS considera que no existe鈥, estas palabras son el resumen de la reuni贸n mantenida por autoridades del SMU y el BPS por el tema referido, hace pocos d铆as atr谩s.

El Directorio al pasar a la 贸rbita del prestador de salud la certificaci贸n m茅dica (privatizaci贸n) ha sido el primero y principal actor en perjudicar a la Instituci贸n.

El segundo problema ha sido la desregulaci贸n laboral y precarizaci贸n de los funcionarios profesionales del Sector, comenzando por no contar con los profesionales suficientes en forma permanente (se trabaja en reg铆menes de destajo y de suplencias) y las remuneraciones no se ajustan a la realidad de las profesiones y el Directorio no hace nada por mantener el nivel, motivaci贸n y compromiso institucional necesario para el volumen de erogaciones que motivan tanto las certificaciones o el otorgamiento de discapacidades.

El desmantelamiento es tal, que no se cuenta con los profesionales suficientes para practicar las Juntas M茅dicas establecidas por Ley (deben ser tres integrantes y no menos de dos) y en muchos casos las realiza un solo profesional.

La ATSS plante贸 la situaci贸n oportunamente ante la OPP, dado que el Directorio adujo que era esta Oficina la que no permit铆a la resoluci贸n al problema de los profesionales. La respuesta de la OPP fue que el Directorio contaba con los recursos econ贸micos suficientes para efectuar las contrataciones necesarias y permanentes (CFP y luego presupuestaci贸n) de los profesionales necesarios, que ten铆a las atribuciones legales para hacerlo y que no exist铆a observaci贸n contraria de la referida Oficina para resolver la situaci贸n. Pues bien, el Directorio prefiri贸 no hacerlo y continuar incrementando el d茅ficit econ贸mico, y adem谩s, lo que es m谩s grave dejando a trabajadores certificados con solicitudes de incapacidad con un atraso que supera el a帽o y m谩s tambi茅n, sin realizarles la Junta M茅dica para otorgar la prestaci贸n de Subsidio Transitorio, Jubilaci贸n por Incapacidad o Pensi贸n por Invalidez. La situaci贸n es tan grave que hubo trabajadores con enfermedades severas y a t茅rmino que han fallecido sin recibir la prestaci贸n por la que han tributado. S贸lo para tener una idea de la situaci贸n, en sucursal Rivera hay alrededor de 300 solicitudes pendientes de revisi贸n, en Tacuaremb贸 alrededor de 150, en Cerro Largo hace meses que no se realizan Juntas y como broche de oro podemos establecer que hay m谩s de 25.000 certificaciones atrasadas.

Ahora bien, la respuesta del Directorio es que 鈥渉ay una cultura de la certificaci贸n por complacencia, o sea malos trabajadores y peores m茅dicos鈥; que ha disminuido el n煤mero de aportantes y aumentado el n煤mero de pasivos.

Es importante destacar que si el argumento es el v铆nculo m茅dico paciente 驴c贸mo es posible efectuar un llamado a m茅dicos de la localidad para que efect煤en los controles? El hecho es significativo, al llamado se presentaron 450 profesionales, de los que luego quedaron 69 y finalmente enterados de cu谩les ser铆an sus tareas, quedaron menos de 20.

Dos preguntas obvias: 驴qu茅 tiene que ver el atraso con lo que se aduce y por qu茅 no se puede cumplir con el control oportuno y eficaz como se realizaba antes? Una 煤nica respuesta: Mala Administraci贸n de recursos econ贸micos y Mala Gesti贸n Humana.

Sin embargo la acci贸n del Directorio, fue desplazar a la Gerente que hab铆a ganado por concurso la gerencia (Profesional Grado III) y que ven铆a denunciando la situaci贸n desde que asumi贸 el cargo, adem谩s de solicitar los recursos tanto humanos como econ贸micos para resolver la situaci贸n y nombrar en su lugar a un amigo personal de algunos directores en calidad de interventor, cuyo mejor antecedente es haber sido uno de los ide贸logos del proyecto de cierre del Canzani.

El resumen es: la Mala gesti贸n se mantiene, el interventor solicita ideas por mail a los profesionales del sector, cuando no est谩 certificado por stress, en clara muestra de ineptitud; los atrasos contin煤an, el d茅ficit se incrementa y los beneficiarios (trabajadores como todos nosotros) siguen esperando por la soluci贸n r谩pida a su acuciante situaci贸n de salud y econ贸mica.

A todo esto los planteos de la ATSS fueron reiterados en los 谩mbitos pol铆ticos correspondientes y denunciados ante la opini贸n p煤blica.

Un comentario necesario; cuando el Directorio comprob贸 que era necesario estimular a los inspectores, avaluadores y fiscalizadores, para tener una recaudaci贸n lo m谩s ajustada a la realidad de la poblaci贸n registrada y eliminar las sub -declaraciones y el 鈥渢rabajo en negro鈥, increment贸 mediante compensaciones adecuadas a esa pretensi贸n a los referidos funcionarios, pues bien, a eso se niega ahora frente al creciente d茅ficit en los subsidios por enfermedad contando con los recursos econ贸micos para hacerlo.

– La falta de controles oportunos.

Conocido es por todos ustedes el d茅ficit acumulado de U$S 50.000.000 por las liquidaciones err贸neas de licencias y aguinaldos de la construcci贸n desde 2013 y que todo parece indicar que no ser谩 solucionado en este a帽o. Esto no es m谩s que otra perla del mismo collar, por eso simplemente lo enunciamos junto a los anteriores. La mala administraci贸n econ贸mica genera perjuicios a toda la sociedad y nuevamente este caso es emblem谩tico, pues, de no haber existido este error continuado, el Estado y para el caso, el Gobierno, hubiera dispuesto de U$S 50.000.000 para la Rendici贸n de Cuentas.

De lo anterior queda en evidencia que la Negociaci贸n Colectiva est谩 fuertemente debilitada. En esto inciden varios factores, que cada direcci贸n sindical considerar谩 respecto de su realidad, pero esta reuni贸n lo que pretende es encontrar los puntos de encuentro de las 鈥渄iversas realidades鈥 de cada organizaci贸n en particular, por ello avanzaremos al 煤ltimo Cap铆tulo de nuestra exposici贸n.

DE LA NEGOCIACI脫N COLECTIVA Y EL PELIGRO DE LA NO NEGOCIACI脫N

Resumidamente en 茅ste sentido consideramos:

– Que el hecho de que el Poder Ejecutivo, act煤e conforme a la Ley de Negociaci贸n Colectiva con algunas organizaciones sindicales miembros de la MSCE y con otras no, es parte de la estrategia de dividir a la Coordinaci贸n sindical.

– Que las dificultades de los sindicatos p煤blicos para unificar la protesta, sobre toda la base social, disminuye la consolidaci贸n de la protesta particular y no asegura la conquista de las reivindicaciones en las que todos deber铆amos coincidir.

– Que debemos avanzar en la consolidaci贸n de la unificaci贸n de las reivindicaciones, para ir a la movilizaci贸n en la unidad y esta unificaci贸n no debe ser bajo la imposici贸n hegem贸nica sino mediante el consenso, s贸lo as铆 ser谩 v谩lida y duradera y podr谩, entonces s铆, transformarse en hegem贸nica. Sin estos y otros acuerdos conceptuales, la debilidad de la Negociaci贸n Colectiva llevar谩 a la p茅rdida del valor que ha tenido su conquista.

– Es importante detenerse en el an谩lisis de que hoy la discusi贸n sobre la base de bandos quiebra la unidad y disminuye el valor de la cr铆tica; si critico soy de derecha y si no lo hago soy obsecuente. Reivindicar la cr铆tica es fundamental y accionar es la clave de 茅se fundamento.

– Debemos del an谩lisis de esta realidad considerar 鈥渜ue en el arte pol铆tico, la destrucci贸n de los viejos esquemas es la sustituci贸n de los individuos, de los jefes individuales, por organismos colectivos en la funci贸n dirigente鈥. Por ello consideramos importante la rotaci贸n de los compa帽eros y compa帽eras que se desempe帽an en calidad de coordinadores de la MSCE.

– Que el fortalecimiento de una Coordinaci贸n est谩 en que a todos y todas, las y los compa帽eros hay que formarlos culturalmente en los problemas de cada sindicato miembro y, a su vez, ayudarlos a elaborar cr铆ticamente su propio pensamiento para participar en una comunidad ideol贸gica, para el caso la Mesa Coordinadora de Entes.

– El hecho de no haber resuelto a la fecha la derogaci贸n del decreto 401 y acordar una Ley que determine la vigencia de la Negociaci贸n Colectiva para dirimir situaciones de huelgas at铆picas es otro tema que muestra la fragilidad de nuestra negociaci贸n, entendi茅ndose por ella, el no reconocimiento por el otro, de que somos actores leg铆timos para acordar.

– Evidentemente muchos de los problemas que tenemos han sido producto de la falta de an谩lisis oportuno cuando estaban gest谩ndose, pues bien sabemos, que nos planteamos problemas que podemos resolver, y cuando estos los genera el otro actor, en nosotros est谩 tener la capacidad de an谩lisis para tener una soluci贸n m谩s avanzada, que no s贸lo resuelva el problema, sino que tambi茅n nos consolide como organizaci贸n frente a lo anterior.

– La ATSS desde un tiempo atr谩s ha considerado que no debe detenerse ante el primer no de la administraci贸n, pues obviamente existen actores de mayor relevancia que estos, es por ello que si no encontramos la soluci贸n en el 谩mbito bipartito, recurrimos al enfrentamiento con los verdaderos decisores de la pol铆tica p煤blica, para as铆 resolver lo que consideramos vital o demostrar que lo planteado es falso. Esto qued贸 ejemplificado en la lucha contra el cierre del Sanatorio Canzani.

Consideramos que la fraternidad es el sustento de la solidaridad y por ende la Unidad se consolida con el fortalecimiento de ellas, as铆 pues, nadie es m谩s que nadie, ninguno es m谩s d茅bil o m谩s fuerte que otro, simplemente iguales, simplemente luchadores de clase.

Direcci贸n de la ATSS