Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social

Conmemoración del 1ero de mayo.

La ATSS saluda a todos los compañeros y compañeras en el reconocimiento de la labor que venimos realizando en estos tiempos tan excepcionales y comparte algunas reflexiones con motivo de la Mensaje con motivo del Dia Internacional de los trabajadores y trabajadoras – ATSS

En el medio del flagelo de la pandemia que nos acecha, la conmemoración del Día internacional de los trabajadores y trabajadoras, nos encuentra frente a una ofensiva significativa de la reestructuración del mundo trabajo.

Ya sea, por la creciente pérdida de empleos, por los procesos de flexibilización e informatización, el ingreso masivo al seguro de paro, la explosión del teletrabajo, el uber-trabajo, los motorboy o biciboy, el aumento significativo de la productividad o la constatación de la cruda realidad que viven miles de personas ejerciendo trabajos parciales, precarios, temporarios, informales, con la desprotección, angustia y amargura que ello conlleva, viéndose obligados a arriesgar su propia salud – y la los suyos – en la búsqueda de algo para sobrevivir.

Toda nuestra vida cotidiana se ha puesto en jaque.

Todas nuestras formas de ser, de pensar y actuar.

La revalorización de lo verdaderamente auténtico se vuelve tarea fundamental como desafío que nos enfrenta a lo verdaderamente humano.

Pese a todo, esta “nueva normalidad”, nos encuentra a las trabajadoras y trabajadores del BPS, ubicados en el eje vertebral del sistema de protección social, dando visibilidad pública a esta problemática y respuestas oportunas para afrontar esta ofensiva. Siempre defendiendo los principios de solidaridad, universalidad y justicia social.

De ahí, la frase que se ha convertido en nuestra consigna: “Si el sistema de salud es la cara visible de la pandemia, la seguridad social son sus espaldas”. Espaldas que se encuentran erguidas en base al compromiso, responsabilidad y dedicación del conjunto de compañeros y compañeras que han demostrado cotidiana y sistemáticamente esta actitud en su trabajo.

Múltiples son los desafíos que se nos presentan por delante. En estos momentos la reflexión crítica debe conjugar “el pesimismo de la razón con el optimismo de la voluntad”.

Es hora de luchar por la incorporación plena del conjunto de la clase trabajadora al mundo del trabajo, como espacio que posibilita no sólo el sustento económico sino también como cuestión vital que otorga sentido e identidad.

Es hora de revertir la paradoja fundamental: en el mundo de la abundancia cada vez más personas se mueren de hambre.

“Esta dimensión dual e incluso contradictoria presente en el mundo del trabajo, que crea, pero también subordina, humaniza y degrada, libera y esclaviza, emancipa y aliena, mantiene al trabajo humano como cuestión nodal en nuestras vidas.

Y, en este tumultuoso umbral del siglo XXI, un desafío crucial es dar sentido al trabajo, haciendo que también la vida fuera del trabajo esté dotada de sentido.”

Por una vida plena de sentido dentro y fuera del trabajo.
Por una subjetividad auténtica, condición de una vida emancipada!

Viva la clase trabajadora!

Salud compañeros y compañeras!

Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social