El acto del PIT-CNT fue por «la construcción de la esperanza» y «la unidad sindical»

Extracto de los discursos de Fernando Pereira y Marcelo Abdala en el acto realizado este jueves 12 de noviembre.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Bajo un sol que picaba fuerte y con el entusiasmo de miles y miles de personas, el movimiento sindical afirmó que el acto en Rincón y Misiones apostó a «la construcción de la esperanza» y «la unidad del movimiento sindical». Se catalogó a quienes impulsan la creación de una nueva central sindical de «rupturistas» y en cierto tono irónico se señaló que mientras reclaman «independencia» van a 18 y Ejido a «pedir instrucciones» (en alusión a la radio Centenario). Dentro de los reclamos de futuros está la aprobación de una ley que contemple modificaciones tributarias para que quién tenga más, pague más y se ratificó la lucha por «llegar a una sociedad sin explotados ni explotadores».

Fernando Pereira, presidente del PIT-CNT, comenzó su discurso afirmando que «acá está el único movimiento sindical uruguayo (aplausos prolongados), acá esta la solidaridad y la lucha. A los que dicen que estamos aislados no podrán mirar para allá (la columna de gente que ocupaba varias cuadras). Los que dicen que no tenemos contacto con las bases… ¿Ustedes qué serán? (…) Desde hace 13 años hemos escuchado muchas barbaridades de las mismas personas. Son las mismas personas que (anuncian) que se construye una nueva central sindical. Ayer estuve en la celebración del Día del Trabajador Postal y habían más de 500 compañeros. ¿Dónde están los otros sindicatos? ¿Qué es ser un sindicato en Uruguay? No estamos ante una nueva central estamos ante un grupo de rupturistas. Le exigen independencia a los demás y van a pedir instrucciones a la Avenida 18 de Julio y Ejido, ahí donde está la radio. Vamos muchachos, basta de hipocresía!!!. Esta es la única central sindical, la que se forjó en la lucha de los ´60, la que resistió un golpe de Estado en la clandestinidad, en el exilio, en la prisión y en la calle. Esa central está acá (prolongados aplausos). Esta es la central de la independencia. La central que no vacila en hacerle cinco paros parciales al gobierno de Tabaré Vázquez. (Por eso les pido) que no mientan más», manifestó refiriéndose a un grupo de militantes sindicales que se alejaron del PIT-CNT.

A continuación Pereira subrayó que «no es lo mismo un gobierno progresista que los gobiernos neoliberales. No es lo mismo (Mauricio) Macri que el progresismo argentino, por más diferencias que se tenga con él. No es lo mismo la derecha reaccionaria que el proyecto que impulsa (Daniel) Scioli. No somos indiferentes a lo que pasa en Argentina, Brasil, Venezuela… Somos internacionalistas por convicción».

Más adelante el presidente del PIT-CNT le reclamó al presidente de la República que se apruebe la ley que le asegure a los trabajadores poder cobrar si la empresa cierra. También hizo referencia a los distintos sectores sociales y deportivos que junto al movimiento sindical están apoyando la Ley de empleo para personas con discapacidad, destacó que el movimiento sindical no va a decaer en la lucha por «una educación de calidad» y para ello debe haber un presupuesto adecuado para la educación. Para subrayar que «seguimos con la idea de que el que tiene más pague más para que quien tiene menos pueda acceder a los bienes imprescindibles. Cada vez estamos más convencidos que se debe aprobar una ley que contemple modificaciones tributarias». El reclamo de recursos para el Poder Judicial también estuvo en el discurso del dirigente de la central sindical.

En otro pasaje de su exposición Pereira dijo que había que tener presente lo que dijo el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Gustavo Licandro. Su planteo fue que en Uruguay lo mejor sería que no existieran los Consejos de Salarios. «Si sabremos nosotros lo que pasó entre el ´90 y el 2005 cuando no fueron convocados los Consejos de Salarios. Cuando los empresarios despedían trabajadores de un supermercado por haber participado en un acto del 1° de Mayo en su día libre. Si habremos pagado con despidos y rebajas salariales durante toda esa etapa. (…) Toda una política discriminatoria que la aplicó (Luis Alberto) Lacalle y la siguieron (Julio María) Sanguinetti y (Jorge) Batlle. Política esta que destrozó al Uruguay. La negociación colectiva no se toca. Y si se toca tendrán a todo el movimiento sindical, a este movimiento sindical, enfrentando cualquier modificación que se quiera hacer».

Al final de su exposición Pereira sostuvo que «este es un acto de lucha, pero también de la construcción de la esperanza. Estamos acá para levantar las banderas del cambio y eso significa más inversión pública, mejores salarios, mejores condiciones de laburo y una educación de calidad».

Unidad y lucha
Marcelo Abdala, Secretario General del PIT-CNT, comenzó su alocución destacando la participación de la gente en la movilización y acto. Porque el mismo es anuncio de «una perspectiva buena no sólo para los trabajadores sino que también para las grandes mayorías nacionales». Destacó que «la unidad es una herramienta permanente y de principios. La unidad de la clase trabajadora en lucha por una perspectiva mejor: viva nuestro movimiento sindical!!! Víva nuestro PIT-CNT!!!». Prolongados aplausos.

El dirigente sostuvo que «se resolvió realizar el acto aquí, frente a la Cámara de Comercio, desde la firmeza, desde la defensa de nuestros intereses, de nuestros principios y por el respeto a este movimiento sindical democrático, clasista, de masas y organizado. (Movimiento sindical que lo convierte) en un factor principal en la vida de la República. Una vez más, desde el respeto y de la firmeza habremos de polemizar con la utopía reaccionaria de liquidar las conquistas (de los trabajadores) y aumentar la plusvalía. Porque de forma caprichosa, en defensa de su interés de clase, los representantes del gran capital siguen sosteniendo. Llamamos utopía reaccionaria al sueño dorado y la línea de sus ojos de promover una situación de debilidad en la clase trabajadora para que lo que rija en la sociedad y el mundo del trabajo sea la imposición abierta y descarada del gran capital. Utopía reaccionaria que los trabajadores en lucha y forjando una perspectiva luminosa para la vida de la República».

Agregó que «siempre tenemos que recordar y tener memoria que hubo ya dos expresiones brutales, radicales, distintas ellas en la forma pero unidas por la primacía del gran capital financiero – transnacional que vino por el salario, por el trabajo, por la vida de toda la clase obrera organizada de nuestro país. En su momento vino la contraofensiva mundial del imperialismo norteamericano para responderle a los peculiares procesos de lucha que se dan a lo largo y ancho de todo el continente. Fueron ellos los que organizaron la dictadura sangrienta, terrorista, fascista del capital financiero internacional que tiñó de sangre nuestro país. Por eso hay que tener memoria. Porque el resultado no solo fue la falta de democracia, la ilegalización de sindicatos y partidos políticos. Allí estuvo la histórica CNT, cristalización de toda la clase obrera, mientras que muchas cámaras estuvieron aplaudiendo esas medidas del imperialismo».

El Secretario General del PIT-CNT también se refirió a que la derecha «la bestia parda enemiga de la humanidad, el imperialismo norteamericano, tratara de frenar y hacer retroceder los avances de las luchas de nuestros pueblos. No nos comemos ninguna, nuestro camino es la democracia, es avanzar en democracia. Nuestra perspectiva está basada en una estrategia de desarrollo productivo, social y democrático. Nuestra labor es un rumbo hacia una sociedad sin explotados ni explotadores; construida democráticamente por los trabajadores».

Abdala cuestionó la nota de Luis Almargro, Secretario General de la OEA, que cuestiona la próxima elección legislativa en Venezuela. «Estimado Almagro, usted defendía en estas tierras la unidad de América Latina y frente al imperialismo cuando jugó de canciller. Ahora porque estás en la OEA retirás la mano. Nosotros defendemos la Democracia hasta sus últimas consecuencias, no le debemos nada a nadie en materia democrática. Almagro no se maree, no se maree con los vientos del imperialismo que quiere impedir la transformación continental. Viva la revolución bolivariana!!! Vivan los cambios en América Latina!!!».

En el final de su discurso Abdala llamó a priorizar la organización sindical teniendo la perspectiva de luchar por un proyecto de país que «no haga la plancha y que genere un estado de desarrollo con más trabajo, más salario, con soluciones en los Consejos de Salarios, con presupuesto para la enseñanza y más inversiones. (…) Tenemos una cantidad de opiniones dentro de nuestras filas, todas válidas porque forman parte del crisol de la democracia. Y los intentos divisionistas de las patronales y el imperialismo una vez más se romperán los dientes contra la férrea unidad de nuestra clase».

Fuente: Portal del PIT-CNT