Perspectivas del salario real de los trabajadores p煤blicos

Compartir

Bajo el t铆tulo 芦En el pr贸ximo per铆odo de gobierno el salario real de los trabajadores p煤blicos corre el riesgo de ser una variable de ajuste禄, el Mter. Ec. Antonio El铆as, asesor econ贸mico de ATSS realiza un informe especial que difundimos aqu铆 en forma 铆ntegra.

En un proceso econ贸mico como el uruguayo la sobrevaluaci贸n de la moneda nacional y las posteriores devaluaciones son procesos reiterativos. A t铆tulo de ejemplo tenemos las dos 煤ltimas grandes crisis: la de 1982 y la de 2002. En este momento se est谩 produciendo una devaluaci贸n gradual pero constante. El primero de enero de este a帽o el d贸lar a la venta estaba en $ 21.65 y hoy (17 de octubre) est谩 en $ 24.78: una devaluaci贸n de 14,5%. El primero de enero de 2013 el d贸lar val铆a $ 19.40, la devaluaci贸n respecto a esa fecha es de 27,7%. Es de destacar que el d贸lar alcanz贸 el valor m谩s alto desde julio de 2005.

Proceso devaluatorio que continuar谩 en los pr贸ximos a帽os. Varios factores inciden en esta suba, que se explica por:

a) La Reserva Federal (FED) de Estados Unidos est谩 retirando los est铆mulos monetarios a su econom铆a, lo que reduce la cantidad de d贸lares en el mercado mundial y provoca un aumento gradual de las tasas de inter茅s. Esto provoca que los inversores compren d贸lares por que estos se seguir谩 revalorizando los pr贸ximos a帽os.

b) A lo anterior se suma un proceso de deterioro y fuerte incertidumbre en las econom铆as de la regi贸n. En Argentina, por el 鈥渄efault t茅cnico鈥 y el aumento del valor del d贸lar paralelo que alcanza a $ 14,65 (lleg贸 a un valor r茅cord de $ 15,75), mientras que el d贸lar oficial est谩 en $ 8,48. En Brasil, por su parte, hay recesi贸n, devaluaci贸n y una elecci贸n muy re帽ida.

La pregunta que surge con este panorama es: 驴Cu谩nto de la devaluaci贸n del peso podr铆a pasarse a precios? T茅ngase en cuenta que una cantidad muy importante de bienes finales y de insumos son importados y su precio est谩 fijado en d贸lares por lo que aumentan en forma significativa los costos de las empresas. Est谩 claro que alg煤n efecto debe tener, aunque su magnitud depender谩 principalmente de, entre otros, los siguientes factores:

a) La apertura de la econom铆a, cu谩nto mayor sea la cantidad de bienes transables m谩s r谩pidamente incidir谩 la devaluaci贸n en los precios internos;

b) Las condiciones de las cuentas p煤blicas, cu谩nto mayor sea el d茅ficit fiscal m谩s restricciones tendr谩 el gobierno para absorber el aumento de costos en las tarifas de las empresas p煤blicas;

c) El nivel de las obligaciones de la deuda p煤blica que aumenta su costo en pesos (moneda en la que recauda los impuestos el gobierno) provocando restricciones presupuestales para el aumento del salario de los funcionarios p煤blicos;

d) la existencia o no de voluntad pol铆tica e instrumentos en manos del Estado que permitan controlar los precios.

Resulta bastante claro que los precios de los bienes importados variar谩n cuasi linealmente con la suba del d贸lar, lo mismo suceder谩 con los bienes que se exportan, por cuanto los exportadores exigir谩n el mismo precio en el mercado interno si tienen la posibilidad de exportar. El gobierno en este 煤ltimo caso podr铆a poner trabas a las exportaciones para que los precios de esos bienes no aumenten en el mercado interno, pero eso ir铆a contra la pol铆tica de los equipos econ贸micos de los candidatos actuales.

La devaluaci贸n afectar谩 tambi茅n, aunque probablemente en menor medida, a los precios de los bienes producidos localmente que compiten con las importaciones. Si el precio de los bienes importados aumenta con el d贸lar, se crearan condiciones para que el productor local tenga margen para aumentar tambi茅n su precio en pesos, siempre que con ello no pierda ventas.

Obviamente subir谩n los costos de producci贸n de los bienes que se producen en el pa铆s que tienen componentes importados. Inclusive, los precios de los bienes no transables con el exterior podr铆an subir con una devaluaci贸n, por cuanto para producirlos podr铆an necesitarse algunos insumos importados (a t铆tulo de ejemplo, los combustibles). En ese marco de crecimiento de precios aumentaran los precios de los bienes transables, aunque no tengan insumos importados, para mantener el poder adquisitivo.

Otro factor que puede incidir es la tasa de inflaci贸n existente antes de la devaluaci贸n y las expectativas respecto a su evoluci贸n. A mayor inflaci贸n y mayores expectativas por inflaci贸n inicial, m谩s alta resultar谩 la probabilidad del traspaso a precios de una suba del tipo de cambio.

驴Qu茅 puede ocurrir con los precios minoristas en 2015 tras una suba del d贸lar que probablemente estar谩 en la cercan铆a del 20% en el corriente a帽o?

Como se explic贸 anteriormente, el traslado de la devaluaci贸n a los precios minoristas de la devaluaci贸n depende, en primera instancia, del poder de mercado de los grandes empresarios con capacidad de fijar precios y, en segunda instancia, de las relaciones de oferta y demanda. T茅ngase en cuenta que en Uruguay no existen controles de precios, salvo algunas medidas heterodoxas ocasionales, como los acuerdos de precios con las grandes superficies comerciales.

驴Qu茅 puede ocurrir con la evoluci贸n de los salarios de los funcionarios p煤blicos?

Esto depende de varios factores de contexto que en este momento no son favorables a los intereses de los trabajadores del Estado, tales como los siguientes:

a) En lo econ贸mico: existe un d茅ficit fiscal significativo, superior al 3%; obligaciones de deuda p煤blica que aumentaran su peso en el finanzas del gobierno porque en buena medida est谩 nominada en d贸lares y la recaudaci贸n es en pesos; los precios internacionales de los bienes que exporta nuestro pa铆s est谩n bajando y tambi茅n se desacelera el nivel de actividad todo lo cual redundar谩 en una recaudaci贸n menor.

b) En lo pol铆tico, es probable que el partido que asuma la presidencia del pr贸ximo gobierno no tenga mayor铆as parlamentarias ni capacidad para imponer medidas favorables a los trabajadores. T茅ngase en cuenta, adem谩s, que el actual ministro de econom铆a, Mario Bergara, propuso desindexar los salarios de la inflaci贸n y que el Partido Nacional no se ha caracterizado hist贸ricamente por hacer prevalecer los intereses de los trabajadores sobre los intereses del capital.

En ese marco la posibilidad de evitar que el proceso devaluatorio incida en el salario real depender谩 fundamentalmente de la capacidad del movimiento sindical para lograr:

a) por un lado, que los ajustes por inflaci贸n se mantengan indexados y que los incrementos salariales nominales que, por lo menos, aumenten tanto como el 铆ndice de precios al consumo;

– acortar los per铆odos de ajustes por inflaci贸n de un a帽o a seis meses;

– incluir cl谩usulas 鈥済atillo鈥 que actualicen los salarios inmediatamente si se dispara el crecimiento de los precios;

– evitar que se utilicen artilugios como el Plan UTE Premia que hacen bajar el IPC acumulado a diciembre a fin de que los incrementos salariales sean menores que lo que corresponder铆a.

b) por otro lado, que se apliquen aumentos efectivos del poder adquisitivo del salario, en primera instancia del salario base que no se va a reducir por ning煤n proceso de evaluaci贸n y, en segundo t茅rmino, del salario variable, en sus variantes de desempe帽o y cumplimiento de metas.