La generación castigada

Atrapados sin salida: el daño colateral de las AFAPS, nosotros los cincuentones obligados a estar incluidos en la ley 16.713 e impedidos de acogernos a la ley 19.162.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Compañeras y compañeros:

Nosotros, pertenecientes al gremio de trabajadores de Seguridad Social, tenemos la obligación moral de estar a la vanguardia en la defensa de nuestros derechos adquiridos como trabajadores a la hora de nuestro merecido retiro.
En este tema, como en tantos, la ignorancia nos juega en contra y hoy, miles de trabajadores entre los 51 y 59 años, estamos atrapados por dos leyes que cercenaron nuestros derechos. Para todos nosotros, que fuimos obligados a afiliarnos a una AFAP, teniendo cerca de 40 años, rondando los 20 años de aportes efectivos, es una verdadera estafa lo que nos va a suceder, ya que a la hora de retirarnos , el sistema de reparto no nos favorece , ya que nuestros ahorros de 20 años , son insuficientes para generar una renta favorable. Es en los hechos, como si todo lo que aportamos antes de entrar en las AFAP, no hubiera existido.

Otro punto de injusticia, es que la ley es discriminatoria de género, ya que al tener en consideración que la expectativa de vida de la mujer es mayor que la del hombre, dos trabajadores con igual edad y cantidad de años de trabajo, va a recibir mayor renta el hombre que la mujer.

El tema del cálculo jubilatorio de los que estamos obligados a estar dentro del sistema de capitalización o de ahorro individual, es que cuando los primeros afiliados se vayan a jubilar en el año 2016, sólo van a tener 20 años de ahorro, lo que es insuficiente para generar una renta adecuada al nivel salarial que se tiene en este momento. Otro tema muy importante es el porcentaje de la tasa de interés técnico y la expectativa de vida, todos aspectos de la ley, que juntos nos juegan en contra de una liquidación justa a nuestro retiro.

Para muestra, sólo hace falta solicitar el simulador de lo que vamos a percibir de jubilación al cumplir los 60 años, en la AFAP o en el BPS, y allí salta la realidad. Esa realidad que muestra claramente que perderemos entre el 30 y el 35 % de nuestros ingresos. Es decir, para los sueldos más altos la AFAP va a pagar una renta entre $8.000 y $9.000 y el BPS como máximo $20.000. Eso, es muy lejano al tope jubilatorio actual, que muchos trabajadores, si siguiéramos en el régimen anterior, podríamos llegar a cobrar. El tema es como está diseñada la ley y algunos aspectos que por ser muy técnicos, exceden la intención de este boletín.

Lo concreto: existe una Comisión de las AFAP en ATSS, que se formó a los efectos de lograr que se nos reconozca el daño y se nos repare, ya que no es justo lo que nos va a suceder a partir del próximo año. En dicha comisión estamos elaborando documentos para presentar a nivel parlamentario a los efectos de solicitar una ley reparatoria para todos los afectados por la ley 16.713, ahora doblemente afectados por la ley 19.162, que no nos deja desafiliarnos. UNA LEY NOS OBLIGÓ A ENTRAR Y OTRA NOS IMPIDE SALIR. En la comisión estamos haciendo gestiones a nivel político y jurídico, tratando de llegar a otros sindicatos , para generar una movida social que alerte sobre esta gran injusticia que se va a cometer contra nuestra generación.

Por otro lado, los trabajadores de la COMAG, tan afectados como nosotros, contrataron al Dr. Hoenir Sarthou, para establecer una demanda judicial. La primera audiencia de este juicio será el día 23 de Marzo a las 12.00 horas y todos los interesados en plegarse a esta demanda lo pueden hacer, los que serán agregados al mismo juicio y tendrán otra audiencia. El abogado cobra $1.500 por entrar en la demanda y hay que anotarse en una lista para coordinar la firma del documento y el pago al abogado. Todos los interesados tienen que anotarse a través de la casilla de atsspitcnt, quienes lo harán llegar a la comisión. En el correo aclaren el tema en el asunto para que llegue a su destino. Es importante que el día de la demanda haya muchos trabajadores movilizados en la puerta del juzgado, sito en Cerrito 470 esquina Treinta y Tres. Convocaremos a la prensa y alertaremos al resto de los trabajadores sobre este perjuicio económico en nuestras jubilaciones.

Esta demanda es paralela a las acciones que como sindicato tendremos que hacer para lograr la justicia en nuestros reclamos. La afectación, el “daño colateral” es reconocido por todos los actores políticos con los que hemos dialogado, el tema es cómo solucionarlo. Mientras estemos quietos, callados, y lo peor, ignorando la inmensa mayoría, que cuando nos vayamos a jubilar perderemos mucho dinero, este tema no va a estar en la agenda de ningún gobierno ni en la preocupación de los trabajadores. Es imprescindible involucrarse, informarse, difundir este tema y luchar por la justicia de nuestros reclamos.