La Seguridad Social es un Derecho Humano Fundamental

Compartir

El pasado jueves 8 de diciembre se llev贸 adelante un nuevo acto convocado por el Movimiento Nacional en Defensa de la Seguridad Social (MONDESS) que ATSS integra.

El mismo estuvo enmarcado en las actividades del D铆a Internacional de los Derechos Humanos, que se celebra cada 10 de diciembre, conmemorando el d铆a en que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprob贸 la Declaraci贸n Universal de los Derechos Humanos. La seguridad social es, sin dudas, uno de los derechos humanos m谩s fundamentales, en la medida que vertebra toda la vida, desde su gestaci贸n, de las personas.

El acto cont贸, en su parte oratoria, con la participaci贸n de los compa帽eros Marita Rodr铆guez y Gonzalo Moreira, integrantes del MONDESS quienes pusieron especial 茅nfasis en los perjuicios que el proyecto de reforma jubilatoria propuesto por el Poder Ejecutivo generar谩 en las y los uruguayos todos, provocando p茅rdidas muy importantes de derechos conquistados durante d茅cadas de luchas y movilizaciones, el aumento de la edad jubilatoria, la rebaja lisa y llana de jubilaciones y pensiones mediante la modificaci贸n del c谩lculo de los montos promedios a considerar, as铆 como la extensi贸n y profundizaci贸n del lucro en la seguridad social mediante la ampliaci贸n y universalizaci贸n del r茅gimen de las AFAPS.

Ambos oradores pusieron especial 茅nfasis en recordar que la seguridad social es un derecho consagrado en la Declaraci贸n de Derechos Humanos de la ONU. En efecto, el Art铆culo 22 de dicho texto fundamental expresa que: 鈥淭oda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperaci贸n internacional, habida cuenta de la organizaci贸n y los recursos de cada Estado, la satisfacci贸n de los derechos econ贸micos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad鈥.

驴鈥淒脡FICIT鈥 O DERECHO HUMANO FUNDAMENTAL?

En nuestro pa铆s, su marco de financiamiento est谩 claramente establecido en la Constituci贸n de la Rep煤blica, por lo cual hablar de d茅ficit de la seguridad social es contradictorio con su car谩cter de derecho humano elemental.

Cuestionaron fuertemente a quienes hablan permanentemente del 鈥渄茅ficit de la seguridad social, del BPS鈥, afirmando nuestra concepci贸n en materia de derechos humanos, que no pueden ser medidos por desempe帽os econ贸micos.

 

Y fueron m谩s all谩 en su oratoria, denunciando que en la realidad, una parte muy importante de ese d茅ficit es provocado por beneficios inexplicables que esta reforma no ataca sino que, por el contrario, profundiza. En este sentido, se帽alaron a las enormes exoneraciones de las que se benefician los patrones, quienes aportan a la seguridad social la mitad de lo que aportan los trabajadores. Recordaron que entre las beneficiadas, muchas son empresas de gran porte (zonas francas, educaci贸n privada y organizaciones religiosas, entre otras)

Destacaron tambi茅n la privatizaci贸n de la seguridad social, consagrada en nuestro pa铆s a partir de la aprobaci贸n de la ley 16.713, que cre贸 el r茅gimen de las AFAPS, las que se embolsan el doble de dinero que lo que el BPS tiene como supuesto 芦d茅ficit禄.

Y apuntaron tambi茅n a la Caja Militar que tiene casi las mismas p茅rdidas econ贸micas que el BPS pero que solamente atiende a poco m谩s de 50.000 jubilaciones y pensiones, muchas de ella de privilegio. El BPS atiende a todo un pa铆s聽 con prestaciones que van desde antes del nacimiento hasta despu茅s de la muerte de las personas. 驴Y las AFAP?, se preguntaron. 驴Qu茅 pagan con nuestros aportes? 鈥淢铆seras rentas vitalicias que al final del d铆a las termina pagando el Banco de Seguros a total p茅rdida, p茅rdida que una vez m谩s, pagamos todos y todas鈥.

Tambi茅n pusieron especial 茅nfasis en la importancia que tiene la existencia de un proyecto alternativo de reforma de la seguridad social elaborado por ATSS y aprobado en el 煤ltimo Congreso del PIT-CNT por unanimidad en la resoluci贸n adoptada bajo el t铆tulo: 鈥淒efensa irrestricta de la seguridad social鈥.

POR ESO EL PLEBISCITO

ATSS y el MONDESS entendemos que el camino que nos permitir谩 garantizar a todas y todos los ciudadanos que estos derechos no sean nunca m谩s vulnerados es la realizaci贸n de un plebiscito de reforma constitucional a llevarse adelante junto a las elecciones nacionales de 2024.

En dicha instancia debemos promover un sistema jubilatorio dentro de una seguridad social solidaria, en donde la edad jubilatoria no supere los 60 a帽os de edad, sin exoneraciones cuantiosas al gran capital. Una seguridad social que tenga, como se帽as de identidad su car谩cter de universal, estatal, integral, solidaria, sin fines de lucro y sin AFAPS.