Movimiento Nacional de Defensa de la Seguridad Social

Surge como una necesidad del pueblo uruguayo para confrontar la Reforma de la Seguridad Social que propone la Comisión de Expertos en Seguridad Social formada a partir de la Ley de Urgente Consideración.

Dicha reforma se plantea desde una visión estrecha y parcializada que solo pretende resolver el mal llamado “déficit” de la seguridad social haciendo recaer todo el peso del mismo sobre quienes más aportan a la seguridad social, la clase trabajadora y en particular las presentes y futuras generaciones, soslayando una gran variedad de prestaciones y servicios que hacen a la protección social.

Por su parte el movimiento sindical ha reivindicado históricamente el Dialogo Nacional como instrumento de participación democrática para procesar dichas reformas, la eliminación del lucro en ese derecho humanos fundamental y su proyecto alternativo emanado de su sexto congreso a través de su Equipo en Representación de los Trabajadores en el Banco de Previsión Social.

Asimismo, la Comisión de Seguridad Social de la ATSS desde hace años viene desarrollando el concepto de Protección Social desde una visión integral e integradora, que no solamente atienda las contingencias en materia de salud, trabajo, maternidad, invalidez, vejez y cuidados, sino que además afronte los nuevos desafíos en el mundo del trabajo como la menor tasa de natalidad, la mayor longevidad y la sustitución tecnológica del trabajo humano. En particular ha desarrollado en un trabajo constante de más de dos años un análisis y propuesta que se contrapone a la reforma planteada por el Gobierno y la Comisión de Expertos en Seguridad Social.

El sistema de seguridad social en el Uruguay del siglo XXI

La ATSS entiende necesario promover el análisis de todos los componentes del sistema desde una perspectiva integral, direccionada por los intereses de las y los trabajadores hacia la construcción de un sistema universal, integrado, solidario y público, que fortalezca tanto las prestaciones económicas, sociales y de salud, contributivas y no contributivas, a partir de un sistema de financiamiento progresivo, incentivando el valor de la Seguridad Social como componente esencial de una vida plena fundada en un patrón de protección social que jerarquiza lo verdaderamente humano.

Leer más »