Oscar Baliñas. Detenido-desaparecido. Compañero de BPS

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En la madrugada del 21 de junio de 1977, serían las 24.00 horas tocaron timbre y golpes en la puerta de mi casa. Yo estaba durmiendo, me levanté y pregunté quién era y me dijeron: las Fuerzas Conjuntas. Sin abrir del todo la puerta, que tiene una tranca, les pedí que se identificaran, y me mostraron una tarjeta que decía que eran de las FF.CC. Eran tres personas vestidas de particular y todos armados. Alguno tenía metralletas, no se si los tres, pero todos tenían armas, allí saqué la tranca y pasaron, preguntaron por mi esposo, les dije que en ese momento no se encontraba en casa, entonces revisaron toda la casa, biblioteca, mesa de luz, todo. Estuvieron mucho rato, incluso uno de ellos volvió a bajar, y se llevaron unos libros, entre ellos una revista de “Marcha” y un papel que dijeron era una carta. Yo les pregunté qué carta y dijeron que era la carta del Partido, y eso también se lo llevaron. Como mi esposo no llegaba se comunicaron por teléfono con alguien y decían “punto rojo”. Entonces vinieron otros dos de particular y armados, los dejaron de guardia y los tres que vinieron primero se fueron y me dijeron que si sonaba el teléfono yo no podía atender. Mi esposo demoró y llegó de madrugada, y cuando lo hizo le dijeron que estaba detenido y uno de ellos fue a hablar por teléfono, enseguida bajaron con mi esposo. Yo cerré la puerta y miré por el balcón, era una noche de niebla y vi un vehículo que estaba abajo, de color verde como los que usaba el Ejército que había unos hombres que se veía usaban unas capas largas y lo hicieron subir allí y no lo vi más”. (1)

Oscar Baliñas tenía 37 años, estaba casado, tenía dos hijas, era militante del FIDEL, del FA y recién había ingresado al PCU al momento de su detención y posterior desaparición el 21 de junio de 1977 en su casa de la calle Fernández Crespo hacia la 1:30 horas de la madrugada. Es el hijo del Gral. Baliñas, uno de los fundadores del Frente Amplio.

Era funcionario del Banco de Previsión Social, un compañero nuestro, y de su historia nos llegan datos fragmentarios e incompletos. El presente artículo es un intento de reiniciar un archivo de la memoria de compañeros y compañeras de BPS y que esperamos mejorar con el paso del tiempo y el acceso a la comunicación con las personas que han sido más cercanas en el tiempo y el afecto, esto es sólo el principio, un primer borrador intentando recordarlo, acercarnos a esta historia.

Los militares llegaron vestidos de civil hacia la medianoche del 21 de junio armados. Eran tres los que ingresaron a su domicilio, en que estaba Áurea, su esposa. Oscar aún no llegaba.

«Oscar había salido como todos los días de su trabajo, el Banco de Previsión Social, a las 7 de la tarde. Se había visto con un “contacto”, un compañero del cual no sabía más que el “alias”.

Habían intercambiado información acerca del sindicato. Luego, el compañero le advirtió que tomara todas las precauciones, pues había rumores… el tenebroso Departamento 5 de Inteligencia y Enlace estaba sobre ellos.

Cerca de las 21 hs., Oscar llamó a casa para avisarle a su esposa de que iba a demorarse…

-Cená tranquila, hoy es viernes… yo voy un rato al club con los “muchachos”

Ella entendió el mensaje. Y allá fue Oscar a reunirse con otros compañeros.

Pero no “al club”, sino a una casita humilde en el barrio Conciliación.

Lo estaban esperando. Oscar además de militante sindical, era miembro del Movimiento Popular Unitario pero había pedido la afiliación al Partido Comunista unas semanas atrás. Aquella noche, Oscar ingresó al Partido.» (2)

Cuando Baliñas llegó a la puerta de su casa fue golpeado por los milicos, le taparon la cabeza con un sweater y lo metieron adentro de un vehículo que estaba estacionado.

De lo que sigue lo sabemos por los testimonios de Ricardo Rosa y Eduardo Platero, quienes también se encontraban detenidos en el establecimiento clandestino de «la Tablada», también conocido como «Base Roberto» y que funcionó como centro clandestino de detención y torturas del Órgano Coordinador de Operaciones AntiSubversivas (OCOA). Este es el órgano responsable de la conducción de las Operaciones antisubversivas en el área de acción de la División del Ejército I.

A partir del año 1977 el OCOA centró su acción en la represión contra la fracción sindical del PCU, que fue uno de los núcleos principales de la actividad clandestina de la CNT, así como contra los integrantes de la UJC.

Según el informe de la Comisión para la Paz (2003), Óscar Baliñas muere en la noche del 18 al 19 de julio de 1977 en el primer piso de La Tablada, a causa de los golpes recibidos durante su detención y tortura.

 

Soy el hijo del General Baliñas

Los testigos que presenciaron lo ocurrido son Rosa y Platero, también detenidos, de quienes son los siguientes testimonios.

«Testimonio de Ricardo Rosa ante la Comisión Investigadora Parlamentaria sobre situación de personas desaparecidas y hechos que la motivaron6 : “(…) Fui detenido el 21 de junio en horas de la tarde de las oficinas de CALFORU y llevado directamente a La Tablada (….). En lo que tiene que ver con Baliñas, durante un par de días estuvo de plantón, al lado mío, en el patio de La Tablada. (…) Que lo haya reconocido se debe a que pude oír no solamente el nombre de Baliñas sino que, en los cambios de guardia, cuando había un interrogatorio, él decía: “soy el hijo del General Baliñas”, a lo que le contestaban, entre otras cosas, “tu viejo no es general”. (…) Él estaba siendo duramente torturado. También tenía respuestas agresivas con la guardia; en una oportunidad recuerdo que Baliñas se tomó a golpes de puño con la guardia; se le tiraron encima seis o siete guardias y fueron muy violentos. Hubo patadas hasta que una guardia femenina –allí había también guardia femenina recomendó a sus compañeros pisarle la cabeza: “písenle la cabeza”, dijo (…). No supe más nada de él.”

Testimonio de Eduardo Platero ante el Juez Letrado de Primera Instancia en lo Penal de 5º Turno (08/11/1985): “(…) A determinada altura, ya en la noche o de madrugada, esa persona no se pudo levantar y lo sentí vomitar y quejarse que estaba vomitando sangre y luego de 7 Equipo de Investigación Histórica intentar hacerlo levantar a golpes, en una escena inenarrable, esa persona fue introducida en unos calabozos que estaban atrás y a mi derecha, y quedó allí sin duda tirado en una cucheta del Ejército doble, sin duda con la puerta abierta para que los custodias lo continuaran vigilando, cosa que me permitió oír la forma que esa persona se quejaba, sus reiterados vómitos y pedía asistencia médica, insistiendo mucho en que vomitaba sangre. Esa asistencia no le fue prestada, hasta que en la madrugada, sucedió que el Guardia llamó al 1, que era el número con el que se identificaba al que estaba a cargo y le dijo: “me parece que este viejo se murió”, la forma de referirse a nosotros era como ‘viejos’ o como ‘pichis’. Eso hizo que hubiera corridas detrás nuestro, que se llamara a gente y un tiempo después vino alguien que si no era médico era entendido. Esa voz de la persona que oficiaba como médico, dijo malhumorado: “para que me llaman ahora, si está muerto hace rato”. En ese momento a los que estábamos de plantón, nos obligaron a acostarnos también y se hizo un silencio, y daba la impresión que lo estaban envolviendo, que lo sacaban envuelto. Se produjo una especie de silencio mayor después de eso y el fin del episodio, alguien con voz de clase, no de oficial, le recriminó a los soldados que estaban allí: “Uds. están locos, nos dejaron pegados a todos”, y les dijo como una especie de instrucción: “no les dije que cuando un pichi de estos se hace el loco, lo llevan para arriba, allá arriba si los viejos dicen que lo matás, lo matás (…) a lo sumo le pegás en los brazos, pero no en el cuerpo. Dos o tres días después yo fui llevado al Cuartel y la rutina de la salida de un preso en La Tablada incluía su aislamiento en un calabozo dos horas antes. Y a mí me metieron justamente en ese calabozo, donde se había muerto esa persona y era una pieza que estaba llena de ponchos y ropa que pertenecían a otros detenidos, y en alguna de ellas se veían manchas de sangre, como si hubieran fregado el piso (…). El lugar estaba atestado de ropa, y que algunas de ellas estaban sucias de sangre, como si hubieran usado de trapo para secar algo” (3)

 

Oscar Baliñas fue otro de los desaparecidos en Dictadura.

Su familia recurrió desde el año 1977 a la justicia en muchísimas ocasiones a denunciar su desaparición.

Aún esperan la verdad…

Su recuerdo es una cuestión de memoria, un llamado a un nunca más, pero también a la solidaridad con la familia, y con los casi doscientos desaparecidos de los que aún no se sabe su paradero.

La muerte no es el final de esta historia, el final no será más que la verdad. Y cuando esta llegue, tendrá que quedarnos la memoria, el recuerdo y ese grito que todos los 20 de mayo se repite y se seguirá repitiendo.

Presente.


Notas:

1) Testimonio de Áurea Puppo de Baliñas (esposa de O. Baliñas) ante el juez letrado de de 1era. instancia en lo penal de 5to. turno, 31/7/1985. Investigación histórica sobre detenidos desaparecidos. Tomo II, IMPO. http://archivo.presidencia.gub.uy/_web/noticias/2007/06/tomo2.pdf, pp. 51

(2) del blog el gato utópico, Gabriel Tuya

https://elgatoutopico.blogspot.com/2009/06/oscarbalinas.html?fbclid=IwAR3942bxua39rgsKSVq07nq33wrGUXLFF30z_ZHBpuJWpvFcebhnDBqUUIM

3) Ficha de detenidos desaparecidos, Secretaría de Derechos Humanos para el pasado reciente

Grupo de trabajo verdad y justicia Legajo N° LDD.005.

actualizado: 8/2018 pp. 6 y 7

Fuentes:

Entrevista en perspectiva 14/12/2001 Emiliano Cotelo a Carlos Ramela. Transcripción y edición: Jorge García Ramón. http://historico.espectador.com/perspectiva/entrevistas/ent0112141.htm

Artículo de la República. https://www.lr21.com.uy/politica/265673-nueve-asesinados-por-tortura-en-la-tablada-siguen-desaparecidos

Ficha de detenidos desaparecidos, Secretaría de Derechos Humanos para el pasado reciente.

Grupo de trabajo verdad y justicia Legajo N° LDD.005. Actualizado: 8/2018 https://sitiosdememoria.uy/sites/default/files/2019-12/BALI%C3%91AS%20ARIAS%2C%20%C3%93scar%20Jos%C3%A9%20Ficha%202018%20accesible_0.pdf

Blog el gato utópico. https://elgatoutopico.blogspot.com/2009/06/oscar-balinas.html?fbclid=IwAR3942bxua39rgsKSVq07nq33wrGUXLFF30z_ZHBpuJWpvFcebhnDBqUUIM

 

Gonzalo Moreira, Directivo Regional Sur, integrante de la Comisión de Prensa y Propaganda, ATSS