Otro triunfo democrático y otra lucha ganada

1984 - 24 de mayo - 2016: 32 años de la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social

Llegar a estos 32 años de sindicalismo, nos obliga a la reflexión, a las remembranzas y al análisis de la historia como método para comprender la realidad y avanzar en su transformación.

Para la ATSS estos 32 años nos encuentran con sentimientos encontrados, por un lado la frustración de la confirmación de que la lucha de clases aún está vigente y por otro lado el orgullo de pertenecer a un sindicato que día a día se consolida en la lucha por una sociedad sin explotados ni explotadores y en la defensa a ultranza de los trabajadores.

Así, en esta coyuntura, la ATSS se encuentra fortalecida, luego de una estratégica victoria sindical como lo fue la lucha contra el cierre del Sanatorio Canzani, y las elecciones de nuestro sindicato, cuyo resultado significó un contundente espaldarazo a una forma de concebir y actuar sindicalmente, con idoneidad, independencia de clase y un fuerte compromiso militante.

Esos sentimientos encontrados, son los que nos deben impulsar para no ceder ni un ápice en nuestros principios, de solidaridad, fraternidad y unidad.

Ante la realidad no podemos ser obsecuentes y ella nos indica que debemos redoblar el esfuerzo, más cuando en el día de ayer asistimos a la confirmación de un nuevo ajuste fiscal por parte del gobierno nacional.

Nuevamente para el capitalismo y su sistema económico, el neoliberalismo, la crisis la deben pagar los trabajadores, entendiendo por estos a los pasivos también.

¿Qué fue del compromiso de “que pague más el que tiene más”, acaso hoy debemos aceptar que sea que pague más el trabajador y jubilado que recibe mejor remuneración? ¿Desde cuándo el sueldo es ganancia?

El gobierno pretende que olvidemos que es la ganancia, que ahora la ganancia son mis brazos, mi intelecto, cuando la ganancia no es otra cosa que una operación matemática que proviene del resultado del descuento de los costos de lo producido y el precio de venta.

Decíamos hace unos días en la Asamblea Nacional de Delegados que se venían tiempos duros, que el gobierno iba a salir a conquistar a la opinión pública y lo de ayer ha sido un hecho: no gravar las rentas de capital, no aumentar el impuesto a los depósitos en el exterior y a las remesas de dinero con ese destino es una simple prueba de que se puede tergiversar un discurso, pero no la realidad.

La reducción de los ingresos de funcionarios al Estado es una muestra más de la contradicción de exonerar empresas para que den empleo y no darlo el Estado realizando inversión pública.

Nuevamente, a quienes más tienen se les asegura que no se les va a tocar lo que tienen, en detrimento de la pérdida de poder adquisitivo de los que viven de su trabajo o su jubilación.

El gobierno sigue apostando a la deconstrucción de la alianza que le llevó al poder, cambiando trabajadores por sus patrones, ricos y poderosos.

En síntesis estamos nuevamente ante la lucha por un presupuesto al que trataremos por todos los medios a nuestro alcance como organización sindical de concretar en él todas nuestras reivindicaciones.

Denunciaremos todo lo que signifique perjuicio para la clase trabajadora y pasiva y mediante propuestas factibles intentaremos revertir los daños.

Que este 32° aniversario no eclipse la figura de “Tacho” Lerena y de Oscar Baliñas, compañeros desaparecidos por dar la lucha a la que nosotros no renunciamos ni renunciaremos.

Que este nuevo aniversario nos siga encontrando juntos en este nuevo camino que ATSS está llevando adelante para cumplir sus compromisos históricos.